0000
Martes 24.11.2020  00:39
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Ganadería y Pesca
Argentina | Misiones | 21-11-2020

Traducir a :   Traducir
Se estiman pérdidas millonarias en diferentes sectores
Asociaciones rurales urgen declarar la emergencia agropecuaria por la sequía   
La Farm -que nuclea a los productores misioneros -elevó un petitorio a la Provincia. Indican que se frenó la producción de carne y se perdieron hectáreas de maíz
El Territorio ( Argentina )
Por Nazarena Torres
La sequía no da tregua en Misiones y entre los sectores productivos prima la preocupación. Tanto en lo que respecta a la ganadería como a la agricultura y otras ramas de la economía agropecuaria están siendo afectadas a un nivel de gravedad que –se estima – dejará importantes secuelas financieras en la provincia.

Ante esta situación, los representantes de los sectores nucleados dentro de la Federación de Asociaciones Rurales y Forestales de Misiones (Farm) elevaron un petitorio para que el gobierno provincial declare a Misiones en emergencia agropecuaria.

Varias provincias del Norte ya hicieron lo propio, como Formosa, Corrientes y Chaco, argumentando no sólo una disminución considerablemente grave en las pasturas y desarrollo de plantaciones, sino también los constantes incendios que se registraron en los últimos meses.

El escenario es complejo y de acuerdo a las estimaciones meteorológicas, no mejorará por el resto del año y los primeros meses del 2021. Por este motivo, con el aval de la Confederación Rurales Argentina (CRA), la Farm solicitó la emergencia para que luego sea tratada la situación en la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario de la Nación y se apliquen las disposiciones de la ley nacional 26.509 que remitan algún tipo de ayuda o beneficio para los productores afectados.

Pérdidas totales

Adrián Luna Vázquez, presidente de la Farm, explicó a El Territorio que la decisión de solicitar la declaración de emergencia fue analizada en una reunión llevada a cabo el último jueves, de la cual participaron los referentes de las 18 asociaciones que integran la federación y representan al sector rural y forestal de Misiones.

Indicó que en este momento la producción de carne en la provincia es nula y que ya se ha perdido gran parte de las plantaciones. “Los pastizales para la producción agropecuaria ganadera están muy mal, no hay pasto, además de algunos reservorios de agua que también se agotaron. Igual, el mayor problema no es el de los reservorios, sino la situación más grave es la falta de alimentos. Por ejemplo, en las producciones como los maíces, que no tienen posibilidad de riego, ya se está largando ganado arriba porque el maíz tiene 30 centímetros cuando tenía que tener 1,30 de altura”, detalló.

Manifestó que en este momento, “las vacas están en servicio (etapa inicial del proceso productivo ganadero), con lo cual las preñeces van a mermar muchísimo. La producción de carne directamente es nula en este momento, quien tiene producción a pasto o mixta está siendo tremendamente afectado y no se produjo prácticamente carne”.

En referencia a la cuestión agraria, Luna Vázquez adujo que es aún peor, puesto que los que se dedican a plantar maíz –por nombrar un ejemplo– han perdido prácticamente toda la campaña de este año.

Mientras, en lo que refiere a yerba, dijo que si bien se sigue cosechando, el resultado real se verá en el rinde del año que viene.

En tanto, sobre el sector forestal mencionó que, de acuerdo a lo que se habló en la reunión de la federación, aunque la producción forestal es muy larga, este fue un año en que la planta no se desarrolla.

“El ingeniero (Valentín) Kurtz nos explicaba que lo que hace la planta es defenderse contra el estrés hídrico y la falta de agua, larga hojas pero no se desarrolla, se protege nada más. En definitiva, si se pudiera medir la ganancia de toneladas anual de cada planta, este año fue perdido”.

“La situación es realmente tremenda y más aún con las proyecciones climáticas, que dicen que el evento va a empezar a ceder recién después de febrero, con lo cual se estaría juntando un invierno que fue muy fuerte con muchas heladas, un período de sequía a partir de septiembre que se agudizó en octubre y noviembre, y si esto sigue así, la situación va a ser tremenda porque se va a juntar con la entrada de otoño-invierno del año que viene”, expresó.

Proceso de emergencia

La Ley 26.509 de Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios determina en el artículo 6 que “los estados de emergencia agropecuaria o zona de desastre deberán ser declarados previamente por la provincia afectada, que deberá solicitar ante la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios la adopción de igual decisión en el orden nacional, debiendo ésta expedirse en un plazo no mayor de 20 días”.

“El tema es que eso tarda y hasta que se active a nivel nacional pueden pasar 20 días, y en 20 días ya estamos en las fiestas, los servicios administrativos de los ministerios ya no funcionan. La verdad que estamos muy preocupados”, sostuvo Luna Vázquez.

“Agreguemos el contexto económico del país, además del problema de la sequía, la comercialización se ha vuelto un problema tremendo por el contrabando y la cantidad de animales que se están yendo a Brasil de manera ilegal”, resaltó, al tiempo que agregó: “La situación económica no ayuda y para colmo, los intendentes de gran parte de los municipios empiezan a anunciar que van a subir las tasas municipales que cobran a los campos. Hay municipios que van a subir hasta un 100% las tasas el año que viene, en un año donde el productor no va a poder pagar, porque no va a tener posibilidad ni de sacar producción por esta situación grave”.

Aseveró que “el procedimiento es ese: la Provincia declara para activar la ley nacional 26509 y entonces el Ministerio de Agricultura de la Nación no sólo activa beneficios, sino que tiene un fondo de dinero para asistencia a los productores en determinadas cuestiones puntuales, por ejemplo, para aquellos que tienen créditos con el Nación”.

“La ley nacional y la provincial dicen que para declarar la emergencia agropecuaria tiene que haber una disminución de la producción en un 50 por ciento. Yo le garantizo que en el período de julio 2020 a julio 2021 la disminución va a ser muchísimo más. Nosotros no somos técnicos que estemos midiendo desde el punto de vista estadístico, pero somos todos productores y lo que decimos es lo que vemos en nuestros campos”, concluyó.