0000
Jueves 14.11.2019  16:53
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Mercados Agropecuarios e Industriales
Brasil | 08-11-2019

Traducir a :   Traducir
Relación bilateral
Otro golpe para Argentina: Brasil autorizó la importación de trigo sin arancel por fuera del Mercosur   
Tras los desplantes y las críticas de Jair Bolsonaro y su hijo, el Gobierno brasileño tomó una decisión que afecta a los productores locales.
clarin.com ( Argentina )
Brasilia (corresponsal).- El gobierno de Brasil oficializó la decisión de autorizar la importación sin aranceles desde cualquier origen de 750.000 toneladas de trigo por año, una medida que en la práctica perjudica a los exportadores argentinos del cereal al quitarle la preferencia tarifaria de la que gozaban.

El volumen representa cerca de 10% del mercado brasileño, que importa alrededor de 7 millones de toneladas anuales. Argentina es, por lejos, el principal proveedor de Brasil, garantizando en torno al 90% del abastecimiento sin pagar el arancel de 10% que ahora será eliminado para la cuota de 750.000 toneladas establecida.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil presentó la medida, que venía siendo reclamada por el gobierno de Estados Unidos y que también podría ser aprovechada por Rusia, como la implementación de un “compromiso asumido en la Organización Mundial del Comercio (OMC)”.

En verdad, el compromiso era previo a la creación de la OMC, de 1994, y Brasil lo fue postergando tras la puesta en marcha del Mercosur en 1995 y las presiones argentinas para mantener las preferencias.

La cuota de importación de 750.000 toneladas, cuya implementación coincide con una escalada de tensiones en la relación bilateral tras el triunfo electoral de Alberto Fernández, fue un reclamo del gobierno de Estados Unidos al de Jair Bolsonaro, quien, según fuentes del gobierno brasileño con conocimiento del tema, fue postergando la decisión para no adoptarla durante la campaña electoral argentina.

La decisión del gobierno de Brasil se produce en medio de una abierta pelea con agravios mutuos y discusiones públicas entre el presidente Jair Bolsonaro y el electo mandatario Alberto Fernández. También se da en momentos en que Brasil busca iniciar una discusión para acordar una reducción del Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur, algo que podría ser resistido por la administración argentina que asumirá el 10 de diciembre.

“No se podía dilatar más. Esto era algo avisado, plenamente conocido por Argentina, y era un compromiso que Brasil tenía pendiente desde 1994”, explicó una de las fuentes.

La medida fue aprobada por la gubernamental Cámara de Comercio Exterior (CAMEX) de Brasil y comunicada por la cartera de Agricultura. La CAMEX está integrada por representantes de los ministerios de Economía, Agricultura, Relaciones Exteriores y la jefatura de Gabinete de la Presidencia.

“Las importaciones de todos los países serán beneficiadas, excepto las provenientes de países con los cuales Brasil posea un acuerdo comercial que establezca el libre comercio para el producto. La cuota representa 6% del consumo brasileño en el 2018”, dijo el Ministerio de Agricultura.

Brasil, con una producción prevista para este año de 5,42 millones de toneladas y un consumo de 12,1 millones, es uno de los mayores importadores de trigo del mundo y para Argentina es una suerte de mercado cautivo, principalmente tras la creación del Mercosur. En la década de 1980, sin embargo, Estados Unidos era uno de los principales proveedores del cereal y actualmente exporta unas 500.000 toneladas, que pagan un arancel de 10% que ahora dejará de cobrarse.

NE